Portada » PROCEDIMIENTOS Y TRÁMITES » PROCEDIMIENTO LABORAL » Tipos de contrato de trabajo (2024): descubre y comprende tus derechos

Tipos de contrato de trabajo (2024): descubre y comprende tus derechos

Tipos de contrato de trabajo 2024

¡Me han hecho fijo! ¿A qué te suena?

Pues mira bien qué contrato firmas, porque fijo, lo que es fijo… como que no.

En el ámbito laboral español, los contratos de trabajo son fundamentales para establecer una relación formal entre empleadores y empleados, más bien, entre empresa y trabajadores, tal y como nos señala nuestro Abogado laboralista en Madrid de referencia. 

Estos documentos no solo cumplen con una obligación legal, sino que también aportan claridad a los derechos y deberes de cada parte, contribuyendo así a una mejor convivencia laboral y a la protección de ambas partes.

¿Qué es un contrato laboral?

Un contrato laboral es un acuerdo entre un empleado y un empleador, donde se estipulan las condiciones bajo las cuales se va a realizar una actividad laboral. 

Este documento debe incluir aspectos como la descripción del trabajo a realizar, la duración del contrato, el horario de trabajo, el salario, entre otros elementos esenciales. 

Su principal objetivo es garantizar la seguridad y claridad en la relación laboral, asegurando que, tanto el trabajador como la empresa, conozcan sus derechos y obligaciones.

¿Qué personas pueden firmar un contrato laboral?

En España, en principio, pueden firmar un contrato laboral todas aquellas personas que estén en plena capacidad de obrar. 

Aún así, los mayores de 16 años (con limitaciones para los menores de 18 años que necesiten autorización de sus padres o tutores), y los emancipados que posean la documentación necesaria para trabajar legalmente en el país, también podrán firmar un contrato laboral. 

Te va a interesar:   DENUNCIA, QUERELLA Y DEMANDA. DIFERENCIAS SIGNIFICATIVAS.

Entre los ciudadanos que pueden firmar un contrato laboral en España se incluyen: ciudadanos españoles, ciudadanos de la Unión Europea y aquellos extranjeros que cuenten con permiso de trabajo.

¿Qué tipos de contratos de trabajo existen?

La legislación laboral española contempla diversos tipos de contratos laborales, cada uno adaptado a diferentes necesidades tanto de empleadores como de trabajadores. Los puedes clasificar principalmente en:

Contrato indefinido

Es aquel que se establece sin una duración determinada desde el inicio. Pero no te lleves a equivocación, no es un contrato fijo. Esto ya no existe en la legislación laboral española. Su objetivo es ofrecer estabilidad laboral al trabajador. 

Dentro de esta categoría, existen varias modalidades:

¿Qué modalidades de contratación indefinida existen?

  • Contrato indefinido ordinario: Es el modelo estándar sin condiciones especiales.
  • Contrato indefinido de fomento de empleo: Dirigido a fomentar la contratación de ciertos colectivos con dificultades para encontrar empleo.
  • Contrato indefinido para personas con discapacidad: Específico para la contratación de personas con discapacidad reconocida.

Contrato temporal

Tiene una duración específica, establecida de acuerdo con las necesidades de la empresa. Estos contratos son útiles para cubrir demandas de empleo por períodos determinados.

¿Qué modalidades de contratación temporal existen?

  • Contrato por obra o servicio determinado: Se vincula a la realización de una obra o servicio específico.
  • Contrato eventual por circunstancias de la producción: Para atender exigencias circunstanciales del mercado.
  • Contrato de interinidad: Para sustituir a trabajadores con derecho a reserva del puesto de trabajo.

Contrato para la formación en alternancia

Este contrato permite al trabajador obtener formación teórica en un centro de enseñanza mientras realiza una actividad laboral en la empresa relacionada con su formación. 

Está dirigido a jóvenes que buscan ingresar al mercado laboral, combinando aprendizaje y trabajo.

Contrato formativo para la obtención de la práctica profesional

Orientado a que los trabajadores adquieran práctica profesional adecuada al nivel de estudios previamente obtenidos. 

Es una puerta de entrada al mercado laboral para jóvenes que han finalizado su formación académica.

¿Qué es un modelo de contrato de trabajo?

Un modelo de contrato laboral es un documento tipo que sirve como guía para elaborar contratos laborales

Te va a interesar:   RECURSO DE SÚPLICA Y RECURSO DE QUEJA PENAL.

Estos modelos contienen los elementos esenciales que debe incluir un contrato, asegurando que se respeten las disposiciones legales vigentes. 

Existen modelos para las distintas modalidades de contratación, facilitando así su elaboración tanto para empleadores como para empleados.

¿Cómo puedes elegir qué tipo de contrato de trabajo es el más adecuado?

La elección del tipo de contrato más adecuado dependerá de varios factores, como la duración del trabajo que se vaya a realizar, la naturaleza del mismo, y las necesidades específicas tanto del empleador como del empleado. 

Es muy importante evaluar las características del puesto de trabajo y las condiciones laborales para seleccionar el contrato que mejor se adapte a cada situación.

Una Asesoría laboral particulares es un buen principio para que nadie pueda engañarte a la hora de firmar un contrato de trabajo.

Últimos cambios en los contratos de trabajo

La normativa laboral en España ha experimentado modificaciones significativas con el objetivo de adaptarse a las nuevas realidades del mercado laboral y mejorar la calidad del empleo. 

Uno de los cambios más relevantes ha sido la limitación del uso de los contratos temporales, buscando reducir la temporalidad y fomentar la estabilidad en el empleo. 

Esto implica una mayor rigidez en las condiciones que justifican la contratación temporal y un incentivo hacia la contratación indefinida.

Además, se han introducido medidas para combatir el abuso de los contratos de corta duración y los encadenamientos de contratos temporales, estableciendo sanciones para las empresas que no cumplan con la normativa. 

También se ha reforzado la regulación en torno a los contratos formativos, buscando garantizar que estos cumplan realmente con un objetivo formativo y no se utilicen para cubrir puestos de trabajo ordinarios a bajo coste.

Cláusulas y otros contratos que no son estrictamente de trabajo

Existen diversas cláusulas y tipos de contratos que, si bien no son contratos de trabajo en el sentido tradicional, tienen implicaciones laborales significativas. 

Por ejemplo, los contratos mercantiles o de colaboración, que se utilizan frecuentemente con profesionales autónomos o freelancers, deben ser redactados de manera que no encubran una relación laboral ordinaria, lo que se conoce como “falsos autónomos“.

Otras cláusulas importantes en los contratos laborales pueden incluir la de no competencia post-contractual, que limita la capacidad del trabajador para prestar servicios en empresas competidoras después de finalizar su relación laboral, y la cláusula de confidencialidad, que protege la información sensible de la empresa.

Te va a interesar:   DIVORCIO EXPRESS: QUÉ ES, CÓMO SE REALIZA Y QUÉ VENTAJAS TIENE

Preguntas frecuentes

Como sabemos que tendrás dudas, a pesar de haber leído con atención este artículo, desde Decus abogados laboralistas, nos ofrecen respuestas más que acertadas a las preguntas más frecuentes que se realizan nuestros lectores.

¿Cuándo hay que hacer fijo a un trabajador?

Un trabajador debe ser contratado de manera indefinida cuando la naturaleza de su trabajo no corresponde a las condiciones de temporalidad, obra o servicio específico. 

Además, según la normativa vigente, si un trabajador acumula contratos temporales durante un cierto período de tiempo (generalmente 24 meses dentro de un período de 30 meses), debe ser considerado fijo, como medida para evitar el abuso de la contratación temporal.

¿Qué tipo de contrato es mejor para una contratación a largo plazo?

Para una contratación a largo plazo, el contrato indefinido es la mejor opción, ya que ofrece mayor estabilidad y seguridad tanto para el trabajador como para el empleador. 

Además, este tipo de contrato puede beneficiarse de incentivos y bonificaciones en las cotizaciones a la seguridad social, según la legislación vigente.

¿Es posible convertir un contrato temporal en indefinido?

Sí, es posible convertir un contrato temporal en indefinido, ya sea por el cumplimiento de los requisitos legales (como superar el tiempo máximo de duración de la temporalidad) o por acuerdo entre el empleado y el empleador. 

Esta conversión puede implicar beneficios tanto para el trabajador, que obtiene una mayor estabilidad, como para el empleador, que puede beneficiarse de incentivos fiscales y a la seguridad social.

¿Cuál es la duración máxima de un contrato de formación?

La duración de los contratos de formación puede variar según el tipo específico de contrato y la normativa aplicable. 

Generalmente, la duración máxima de estos contratos suele estar entre 1 y 3 años, dependiendo de la cualificación profesional que se pretenda obtener y del marco específico de cada contrato formativo. 

Es importante consultar la normativa vigente y los convenios colectivos aplicables para determinar la duración exacta permitida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *