Portada » PROCEDIMIENTOS Y TRÁMITES » RECURSO DE APELACIÓN CIVIL: GUÍA CON TODO LO QUE NECESITAS SABER

RECURSO DE APELACIÓN CIVIL: GUÍA CON TODO LO QUE NECESITAS SABER

Recurso de apelación civil en España: trámite y resolución

El recurso de apelación civil en España es una herramienta legal que permite impugnar sentencias y autos con los que no se esté de acuerdo.

Puede interponerse ante Juzgados de Primera Instancia y Audiencias Provinciales, y su objetivo es revisar tanto los hechos como el derecho.

Se pueden apelar resoluciones que pongan fin a la instancia, salvo en algunos juicios verbales por razón de la cuantía.

Este recurso tiene efecto devolutivo y suspensivo, salvo en casos de sentencias de condena. Es importante seguir el procedimiento establecido y presentar el recurso dentro del plazo establecido.

Qué hace un Abogado Inmobiliario

Descubre qué hace un abogado inmobiliario y por qué podría salvarte de un desastre financiero

¿Te vas a comparar una vivienda, una finca o... un edificio? Mejor, quieres vender un ...
¿Qué es y para qué sirve la Golden Visa España?

La Golden Visa España: una oportunidad legal para residir en Europa

Una oportunidad única para inversores extranjeros que buscan establecerse en España es el programa de ...

Objeto del recurso de apelación civil

El recurso de apelación civil en España tiene como principal objetivo impugnar las sentencias y autos con los que la persona no esté de acuerdo.

A través de este recurso, se busca obtener una revisión completa de los hechos y del derecho en cuestión.

Revisión completa de los hechos y del derecho

El recurso de apelación civil permite una revisión exhaustiva de los hechos y del derecho que se han tenido en cuenta para dictar la resolución inicial. Es decir, se analiza detenidamente tanto los hechos probados como la aplicación del marco legal correspondiente.

En este sentido, se busca determinar si ha existido algún error en la valoración de la prueba realizada por el tribunal. El recurso de apelación se fundamenta en la idea de corregir cualquier arbitrariedad, ilogicidad o vulneración de las reglas de la sana crítica en la valoración de la prueba.

Interponibilidad del recurso contra sentencias y autos

El recurso de apelación civil se puede interponer tanto contra sentencias definitivas como contra autos no definitivos que la ley especifique expresamente.

En este sentido, se permite impugnar aquellas resoluciones que afecten desfavorablemente a la persona que interpone el recurso.

No hay una lista cerrada de motivos para interponer el recurso, lo único que se exige es que la resolución tenga un impacto negativo en los derechos o intereses de la parte recurrente.

Te va a interesar:   Descubre las últimas novedades de la Nueva Ley de Vivienda: regulación del precio de alquiler y salvaguarda ante desahucios

Resoluciones recurribles en el ámbito civil

Dentro del ámbito civil, es posible interponer el recurso de apelación contra resoluciones que pongan fin a la instancia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen excepciones en los juicios verbales por razón de la cuantía, donde no se permite la apelación.

Es decir, las sentencias de juicios civiles ordinarios, juicios cambiarios y divisiones patrimoniales son apelables, pero no las sentencias de juicios verbales cuya cuantía sea igual o inferior a 3000€.

Competencia y resoluciones recurribles

En el ámbito del recurso de apelación civil en España, es fundamental conocer la competencia y las resoluciones que son susceptibles de recurso. A continuación, detallaremos estos aspectos principales.

Competencia de los Juzgados de Primera Instancia y Audiencias Provinciales

El recurso de apelación civil en España se presenta ante los Juzgados de Primera Instancia y las Audiencias Provinciales. Estos órganos judiciales son los competentes para conocer de los recursos de apelación.

Es importante tener en cuenta que solo se podrán revisar las materias tratadas por un único tribunal, y será un juzgado superior, la Audiencia Provincial, el encargado de revocar o ratificar lo decidido en la sentencia o auto objeto de apelación.

Estas instancias judiciales tienen la autoridad para revisar los casos y tomar decisiones con base en la ley y el derecho.

Es importante tener en cuenta la competencia específica de cada instancia para presentar el recurso correspondiente en el lugar adecuado.

Resoluciones que ponen fin a la instancia

El recurso de apelación civil se puede interponer contra resoluciones que pongan fin a la instancia.

Es decir, aquellas decisiones judiciales que agotan el proceso en la primera instancia y que, en consecuencia, no permiten la continuidad del procedimiento en esta misma etapa.

Estas resoluciones son las que establecen una sentencia o dictan un auto definitivo en el caso.

Excepciones en juicios verbales por razón de la cuantía

En relación a los juicios verbales, existen excepciones en cuanto a la posibilidad de interponer recursos de apelación civil.

Estas excepciones están relacionadas con la cuantía del litigio. En aquellos juicios verbales cuya cuantía sea igual o inferior a un determinado importe (3000€ como comenté anteriormente), establecido por la ley, no procederá la interposición de recurso de apelación.

Es importante tener en cuenta este aspecto, ya que la apelación solo será posible en este tipo de juicios verbales cuando la cuantía supere dicho límite establecido.

Ámbito y efectos del recurso de apelación civil

El recurso de apelación civil en España tiene un ámbito definido y produce ciertos efectos significativos en el proceso judicial.

A continuación, se detallan dos aspectos clave relacionados con este tema: el efecto devolutivo y suspensivo del recurso, y la posibilidad de ejecución provisional en sentencias de condena.

Efecto devolutivo y suspensivo del recurso

Uno de los principales efectos del recurso de apelación civil es el carácter devolutivo que posee. Esto significa que la revisión del caso se traslada al tribunal de apelación (Audiencia Provincial), permitiendo un análisis completo de los hechos y del derecho.

El tribunal tiene la facultad de revisar y reconsiderar las decisiones adoptadas en la instancia original, lo que brinda una oportunidad para corregir posibles errores o injusticias.

Además, el recurso de apelación civil también tiene un efecto suspensivo en el proceso judicial. Esto implica que, una vez presentado el recurso, se suspende la ejecución de la sentencia o resolución apelada hasta que el tribunal de apelación tome una decisión final.

Te va a interesar:   CUÁLES SON LAS CAUSAS DE UN DESPIDO DISCIPLINARIO Y CÓMO PUEDES ACTUAR

Así, se evita que se lleve a cabo cualquier medida o acción derivada de la resolución impugnada mientras se está llevando a cabo el proceso de apelación, brindando un mecanismo de protección y garantía para las partes involucradas.

Ejecución provisional en sentencias de condena

En ciertos casos de sentencias de condena, el recurso de apelación civil permite solicitar la ejecución provisional. Quiere decir que, a pesar de haber presentado el recurso, la otra parte puede solicitar al Juzgado o Tribunal que autorice la ejecución de la sentencia apelada de manera provisional, sin esperar a que se resuelva definitivamente el recurso.

Esta medida excepcional se basa en la premisa de que la ejecución inmediata de la sentencia no causará perjuicios irreparables.

Es importante tener en cuenta que la ejecución provisional está sujeta a ciertos criterios y requisitos establecidos por la ley.

La parte que solicita esta medida debe fundamentar adecuadamente la necesidad de una ejecución anticipada y demostrar que existen circunstancias que justifican su concesión. El tribunal evaluará cuidadosamente los argumentos presentados antes de tomar una decisión al respecto.

Procedimiento de apelación civil

Plazo para interponer el recurso

Para interponer el recurso de apelación civil en España, es necesario tener en cuenta el plazo establecido. Este plazo es de 20 días hábiles desde la notificación oficial de la resolución que se desea impugnar.

Es importante presentar el recurso dentro de este periodo, ya que su presentación fuera del plazo establecido podría suponer su inadmisión.

Forma y requisitos para presentar el recurso

El recurso de apelación civil debe ser presentado formalmente mediante un documento por escrito. Este documento debe presentarse ante el mismo tribunal que dictó la sentencia en primera instancia.

Es necesario señalar las normas infringidas y/o la indefensión causada, además de poder adjuntar documentos relevantes y solicitar la práctica de pruebas adicionales.

Traslado a la contraparte y alegaciones

Una vez presentado el recurso, se debe dar traslado a las demás partes personadas. Esto permite que la contraparte pueda adherirse al recurso, oponerse o impugnarlo.

Posteriormente, se debe dar traslado al recurrente para que formule alegaciones en respuesta a las impugnaciones realizadas por la contraparte.

Este proceso de traslado y alegaciones es fundamental para garantizar el derecho a la defensa de ambas partes.

Remisión de los autos al tribunal de apelación

Una vez finalizado el proceso de traslado y alegaciones, los autos del proceso son remitidos al tribunal de apelación competente. Este tribunal, que puede ser un Juzgado de Primera Instancia o una Audiencia Provincial, será el encargado de revisar el recurso y tomar una decisión sobre su admisión o inadmisión. Es importante destacar que la revisión se realizará únicamente sobre los aspectos solicitados por escrito en la apelación y se evaluarán exclusivamente las pruebas que formaron parte del primer proceso.

Motivos para fundamentar el recurso de apelación civil

Revisión fáctica y valoración de la prueba

Uno de los principales motivos para interponer un recurso de apelación civil es la revisión fáctica y la valoración de la prueba realizada en el juicio.

Si consideras que el tribunal ha cometido errores en la valoración de los hechos probados o que ha realizado una interpretación arbitraria, ilógica o contraria a las reglas de la sana crítica, puedes interponer el recurso.

Te va a interesar:   CARTA DE DERECHOS DE LOS CIUDADANOS ANTE LA JUSTICIA.

Es importante argumentar de manera sólida la existencia de estos errores y presentar pruebas que respalden tu posición.

El objetivo de esta revisión es corregir posibles equívocos o incoherencias en la apreciación de los hechos, y así buscar una interpretación más acorde a la realidad de los acontecimientos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no cualquier error en la valoración de la prueba será suficiente para sustentar el recurso de apelación, ya que debe tratarse de errores significativos o que afecten de manera sustancial al resultado del caso.

Infracción de normas y vulneración del derecho

Otro motivo válido para interponer el recurso de apelación civil es la infracción de normas y la vulneración de derechos durante el proceso judicial.

Si consideras que la sentencia o el auto emitido por el tribunal ha violado alguna norma legal o ha vulnerado tus derechos procesales, puedes argumentar dicha infracción o vulneración en tu recurso. Es fundamental identificar de manera precisa la norma infringida y explicar cómo esta infracción ha perjudicado tu posición en el proceso.

Es importante tener en cuenta que la infracción de normas no se limita únicamente al ámbito legal, sino que también puede comprender la violación de principios jurisprudenciales o doctrinales establecidos.

En estos casos, es necesario fundamentar de manera sólida la existencia de dicha infracción y presentar argumentos legales o doctrinarios que respalden tu posición.

Indefensión causada por la resolución

El recurso de apelación civil también procede cuando consideras que la resolución emitida por el tribunal te ha causado indefensión.

En este caso, consideras que no has tenido la oportunidad de ejercer plenamente tu derecho a la defensa y que no se te ha permitido aportar pruebas o argumentos relevantes para tu caso.

Será necesario explicar de manera detallada cómo has sido perjudicado y cómo la resolución ha afectado tu derecho a una defensa adecuada.

Deberás presentar argumentos claros y sólidos que demuestren que la indefensión ha sido real y significativa, ya que no cualquier desacuerdo con la resolución será suficiente para fundamentar el recurso de apelación.

Además, es importante recordar que solo se tomarán en consideración las pruebas y argumentos presentados en el proceso inicial, por lo que es fundamental haber agotado todas las posibilidades de defensa durante esa etapa.

Recurso de apelación civil: un derecho legítimo

Por tanto, y en resumen, el recurso de apelación civil en España permite impugnar sentencias y autos ante Juzgados y Audiencias. Debe presentarse dentro del plazo establecido y fundamentarse en errores en la valoración de la prueba.

El recurso tiene efecto devolutivo y suspensivo, excepto en casos de sentencias de condena. Se presenta por escrito, señalando las normas infringidas y adjuntando documentos relevantes.

Tras el traslado a las partes involucradas, la Audiencia Provincial se encarga de revisar todos los aspectos solicitados.

Los motivos para apelar incluyen entre otros:

  • La revisión fáctica
  • La infracción de normas
  • La vulneración de derechos
  • La resoluciones causantes de indefensión.

Así pues, el recurso de apelación civil en España permite impugnar sentencias y autos, garantizando una revisión exhaustiva de los hechos y del derecho, en busca de una justicia más precisa y equitativa.

5 comentarios en “RECURSO DE APELACIÓN CIVIL: GUÍA CON TODO LO QUE NECESITAS SABER”

    1. ¡Me alegra que te sientas tan empoderado! Espero que tu entusiasmo se traduzca en justicia para todos. Sin embargo, no olvides que el sistema legal puede ser complicado y a veces impredecible. ¡Buena suerte en tus futuros casos! 🤞🏼💼🔍

  1. ¡Vaya, este artículo sobre el recurso de apelación civil es realmente útil! Me encanta cómo explican todos los aspectos clave de manera clara y concisa. Definitivamente me siento más informado ahora. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *