Portada » GENERAL » Récord de solicitudes de asilo en España

Récord de solicitudes de asilo en España

2023, año record de solicitudes de asilo

España se encuentra en medio de una crisis migratoria que ha alcanzado niveles récord en cuanto a solicitudes de asilo, evidenciando desafíos significativos para el sistema de acogida y las organizaciones humanitarias involucradas.

En 2023, la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior reportó un incremento del 37% en las solicitudes de protección internacional, sumando un total de 163.218 peticiones, la mayor cifra desde la creación del órgano en 1992.

¿Qué países del a UE están por delante de España?

Este hecho supuso la tercera mayor cifra entre los Estados miembros de la Unión Europea (UE). Por delante de España se situaron Alemania (36.495 solicitudes) e Italia (14.160).

El cuarto país que recibió más primeras solicitudes de asilo fue Francia (14.070), mientras que la quinta posición correspondió a Grecia (10.285). Esos cinco Estados miembros acumularon el 82 % de las primeras solicitudes de asilo registradas en la UE.

Este aumento en las solicitudes ha sido impulsado en gran medida por ciudadanos de Venezuela, Colombia y Perú, que juntos representan más del 78% de los expedientes registrados.

Aunque se concedieron 7.521 estatutos de refugiado, principalmente a nacionales de Afganistán, Siria, Nicaragua, Colombia y Honduras, la cifra palidece en comparación con el volumen de solicitudes, poniendo de relieve la presión sobre el sistema de asilo español.

Además, la Oficina de Asilo y Refugio concedió el régimen de protección temporal a 33.928 personas, elevando a casi 195.000 el número de ciudadanos desplazados por la guerra en Rusia-Ucrania amparados por esta figura en España. Esta situación ha exacerbado la presión sobre los recursos y la capacidad de acogida del país.

Te va a interesar:   EL ADMINISTRADOR JUDICIAL Y SUS FUNCIONES

¿Cómo se distribuyen las solicitudes de asilo por CC.AA.?

La distribución por Comunidades Autónomas en España revela una concentración significativa de solicitudes en ciertas áreas, destacando Madrid con 47.658 solicitudes, seguido por Andalucía con 11.722, y Catalunya con 10.396.

En Madrid, la crisis se ha manifestado con particular intensidad en el aeropuerto de Barajas, donde el hacinamiento y la falta de recursos adecuados han llevado a situaciones de tensión y denuncias de trato degradante a los solicitantes de asilo.

La policía y organizaciones como la Cruz Roja se han visto desbordadas ante la imposibilidad de atender adecuadamente a todos los solicitantes, que se encuentran en condiciones precarias, durmiendo en colchonetas o, en el peor de los casos, en el suelo.

¿Es realmente un problema humanitario?

Un informe de Frontex destaca que en 2023, cerca de 400 personas con pasaportes de Kenia, pero que en realidad eran somalíes, llegaron a Barajas para pedir asilo.

Este grupo de refugiados, provenientes de un país azotado por la violencia y la inseguridad alimentaria, encuentra casi imposible obtener visados para entrar a los países del espacio Schengen debido a su nacionalidad somalí.

Los pasaportes kenianos, aunque aparentan ser válidos y no son considerados falsificaciones por las autoridades españolas, plantean un dilema legal y humanitario, ya que la embajada de Kenia en España mantiene reservas sobre su validez, subrayando que solo las autoridades kenianas pueden confirmar la autenticidad de estos documentos.

Este panorama refleja los desafíos humanitarios y logísticos a los que se enfrenta España en su esfuerzo por gestionar el creciente número de solicitudes de asilo.

La capacidad de respuesta del país a esta crisis no solo afecta a los individuos que buscan refugio y protección, sino que también pone a prueba los principios de solidaridad y humanidad que fundamentan la política de asilo y refugio a nivel nacional e internacional.

Te va a interesar:   ¿POR QUÉ DEBES CONTAR CON UN ABOGADO ESPECIALIADO EN NEGOCIOS DIGITALES?

La crisis de solicitudes de asilo en España requiere de soluciones urgentes y coordinadas que aborden tanto las necesidades inmediatas de los solicitantes como los desafíos estructurales del sistema de asilo.

La colaboración entre el gobierno, las ONGs y la comunidad internacional será crucial para encontrar respuestas justas y sostenibles a una de las crisis humanitarias más apremiantes en el panorama europeo actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *