Nacionalidad y Vecindad Civil en España


Vistas las últimas declaraciones realizadas por el Presidente del Gobierno y, ante la afirmación del periodista acerca de que ningún español de origen puede ser privado de su nacionalidad, vamos a resumir brevemente, cómo se puede adquirir la nacionalidad española y quién puede renunciar a ella.

Además explicamos también, desde El Juridista, lo que es la “vecindad civil”, algo que, creemos, muchos españoles desconoce lo que es y desconoce que la tiene.

En primero lugar y según marca la Constitución Española, en su art. 11 “La nacionalidad española se adquiere, conserva y pierde según la Ley. Ningún español de origen puede ser privado de su nacionalidad”. Esta afirmación es clara y meridiana, pero…¿qué pasaría ante una posible secesión de un territorio? Pues primero que a ese territorio no le afecta tal afirmación, dado que la Constitución Española no regiría en dicha nación y, segundo, los nacidos en esa nueva nación ya no habrían nacido en España, con lo que, podemos afirmar que sí se puede renunciar a la nacionalidad española, siempre y cuando esa parte de España pasara a ser una nación independiente. Otra cosa es para el nacido en otra provincia que no es secesionista, esa persona no podrá ser privada de su nacionalidad.

Formas de adquirir la nacionalidad española.

1. Originaria:

  • Por la filiación que le corresponde.
  • Nacidos de padre y madre españoles.
  • Nacidos en España con uno de los padres español y otro extranjero.
  • Nacidos en España de padres extranjeros si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad.
  • Nacidos en España de padres sin nacionalidad. Se presumen nacidos en España los menores cuyo primer lugar de estancia conocida sea España.

2. Por el lugar de nacimiento.

Nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislación de alguno de ellos no atribuye al hijo una nacionalidad.

Los nacidos en España cuya filiación no esté determinada.

Se presumen nacidos en España, los menores cuyo primer lugar conocido de estancia sea España.

3. Derivada:

  • Por residencia.

Para la concesión de la nacionalidad por residencia se requiere que ésta haya durado 10 años. Serán suficientes 5 años para los que hayan obtenido la condición de refugiado y 2 años cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes.

– Bastará el tiempo de residencia de 1 año para:

El que haya nacido en territorio español.

El que no haya ejercitado oportunamente la facultad de optar.

El que haya estado sujeto legalmente a la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante 2 años consecutivos, incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.

El que al tiempo de la solicitud llevare 1 año casado con español o española y no estuviere separado legalmente o de hecho.

El viudo o viuda de española o español, si a la muerte del cónyuge no existiera separación legal o de hecho.

El nacido fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles.

– La utilización continuada de la nacionalidad española durante 10 años, basada en título inscrito en el Reg. Civil es causa de consolidación de esta.

Es necesario la tramitación de un expediente en el Reg. Civil que se eleva para que lo apruebe el Ministro de Justicia. Concedida, se inscribe la concesión, previa renuncia de la nacionalidad anterior (no en todos los casos), juramento o promesa de fidelidad al Rey y obediencia a las leyes, ante el instructor del expediente (Juez Encargado del Registro Civil), tiene 180 días para hacerlo después de que sea notificada la resolución.

  • Por carta de naturaleza.

Reviste forma de Real Decreto. Dictado a propuesta del Ministro de
Justicia, tramitándose el expediente por la Dirección General.

En los 180 días siguientes a la notificación, el solicitante comparecerá ante el funcionario para renunciar de la nacionalidad anterior y prestar juramento o promesa e inscribirse en el Reg. Civil.

  • Por opción.

Se ejercitará ante el Encargado del Reg. Civil.

Recuperación, conservación o modificación de la Nacionalidad Española.

Los españoles perderán la nacionalidad cuando:

– Estén emancipados, residan en el extranjero y adquieran voluntariamente otra nacionalidad. Pueden evitar esta pérdida si en el plazo de 3 años declaran su voluntad de conservar su nacionalidad.

– Estén emancipados residan en el extranjero y durante 3 años utilicen exclusivamente la nacionalidad que tuvieran atribuida antes de la emancipación. Pueden evitar esta pérdida si en el plazo de 3 años declaran su voluntad de conservar su nacionalidad.

– Los españoles emancipados que tengan otra nacionalidad, residan habitualmente en el extranjero y renuncien voluntariamente a ella.

– En el caso de españoles que hayan nacido en el extranjero y sean españoles por haber nacido de padre o madre español/a también nacido en el extranjero, perderán la nacionalidad española si en el plazo de 3 años desde la emancipación o mayoría de edad no declaran su voluntad de conservar la nacionalidad española. 

Los españoles que no lo sean de origen también perderán la nacionalidad española si:

– Después de adquirir la nacionalidad española utilizan durante un plazo de 3 años la nacionalidad a la que hubieran renunciado al adquirir la española.

– Cuando entren voluntariamente al servicio de las armas o ejerzan un cargo político en un Estado extranjero contra la expresa prohibición del gobierno.

– Cuando una sentencia declare que el interesado incurrió en falsedad, ocultación o fraude en la adquisición de la nacionalidad española.

Inscripciones de recuperación o conservación se practicarán por el Encargado aunque no se presente documento alguno.

La pérdida de la nacionalidad, se produce de pleno derecho, pero debe ser objeto de inscripción. Sino la promueve el interesado, el Encargado, previa su citación, practicará el asiento. Solo se inscribirá en virtud de documentos auténticos o expediente gubernativo.

Los españoles de origen no pueden ser privados de su nacionalidad.

La Vecindad Civil en España.

Está Sujeta a derecho civil común o al especial o foral.

Tienen vecindad civil de derecho común o especial o foral, los nacidos de
padres que tengan tal vecindad.

El adoptado no emancipado, adquiere la vecindad civil de los adoptantes.

Si al nacer el hijo, o al ser adoptado, los padres tienen distinta vecindad, el hijo tendrá la que corresponda a:

  • Aquel del cual la filiación haya sido determinada antes, en su defecto,
  • Al lugar de nacimiento, en su defecto,
  • La de derecho común (Código Civil).

La vecindad civil se adquiere:

Por residencia continuada de 2 años, siempre que el interesado manifieste esa voluntad.

Por residencia continuada de 10 años, sin necesidad de manifestarlo, a no ser que antes de cumplir los 10 años haya una declaración en contrario del interesado.

La recuperación de la nacionalidad española lleva consigo la recuperación de la vecindad civil que tenía cuando perdió dicha nacionalidad.

Si se adquiere la nacionalidad española por “carta de naturaleza”, la vecindad civil vendrá reflejada en el mismo Real Decreto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: