Portada » PROCEDIMIENTOS Y TRÁMITES » Diferencias entre un caso penal y uno civil

Diferencias entre un caso penal y uno civil

Diferencias entre un caso civil y uno penal

El derecho es un eslabón clave en los estándares de igualdad y de justicia de los que disfrutamos como sociedad avanzada.

Este ámbito está compuesto por una amplia variedad de ramas y cada una de ellas aborda casos muy concretos con procesos judiciales o sentencias muy diferentes.

Dos de las áreas más destacadas en esta materia son el derecho penal y el derecho civil; por lo que resulta imprescindible conocer sus diferencias.

Veamos en qué consiste cada uno y qué implicaciones tiene pasar por litigios de estas características.

Cómo son los casos penales

Si hablamos de derecho penal, estamos haciendo referencia a todos aquellos procesos judiciales en los que se imputa a una persona de haber cometido un delito.

Tal y como explican desde el despacho penalista de Palladino Pellón & Asociados, en estos litigios se ponen sobre la mesa multas de carácter elevado o incluso penas de prisión.

Solo hay que echar un vistazo a algunos de los casos más habituales en el ámbito del derecho penal para darse cuenta de su gravedad.

Los abusos sexuales, los homicidios, las malversaciones, las calumnias, los delitos societarios, las agresiones sexuales, el abuso a menores, el secuestro… La lista es realmente amplia y en todos los casos hablamos de delitos que afectan a la sociedad en su conjunto.

Puede que el denunciante sea una persona concreta, no obstante, en este tipo de casos interviene la fiscalía del Estado para presentar una acusación ante los tribunales.

Te va a interesar:   6 CUALIDADES QUE CUALQUIER BUEN ABOGADO PENALISTA DEBE POSEER

El defendido necesitará un equipo de abogados especializado en la materia para, si lo merece, salir indemne de la situación. Unos casos complicados que requieren a grandes profesionales en la ecuación. 

En qué consisten los casos civiles

Por otro lado, también muy habitual en los tribunales, encontramos el derecho civil. Un área que busca regir cómo deben ser las relaciones privadas entre las personas.

Dentro de este campo, encontramos otras tantas subcategorías como el derecho mercantil, el derecho laboral, el derecho agrario o, el más común de todos, el derecho de familia.

En estos casos no interviene la fiscalía y las resoluciones no conllevan a penas de cárcel. Son procedimientos en los que un demandante planta cara a un tercero ante algún tipo de conflicto que haya podido sufrir entre ambos.

Por ejemplo: una relación laboral infructuosa en la que el empleado reclama cantidades a un jefe tras un despido.

Ahora bien, si hay un caso civil que se repite una y otra vez en la actualidad ese es el de los divorcios. Un litigio en el que ambas partes, siempre y cuando vayan por la vía contenciosa, emitirán sus alegatos para obtener las mejores condiciones posibles tras la resolución judicial. Quienes, por supuesto, necesitan el apoyo de abogados especializados en esta materia. 

Conclusiones: principales diferencias entre la vía penal y la civil

Llegados a este punto, es muy probable que ya hayas sacado tus propias conclusiones sobre las diferencias entre unos casos y otros. No obstante, vamos a hacer un breve repaso sobre los puntos más importantes que debes recordar; así como darte algunas diferencias más:

  • Implicados en el juicio. El derecho penal pone al denunciado contra la sociedad, representada en la fiscalía. Los casos civiles enfrentan a dos personas físicas o jurídicas entre sí.
  • Consecuencias. El derecho penal conlleva a multas elevadas o penas de cárcel. Por su parte, los casos civiles se suelen resolver con una sanción o incluso una negociación económica.
  • Jurado. Este punto también es fundamental. En los casos penales la decisión del jurado debe ser unánime; mientras que en los civiles con que 10 de los 12 participantes estén de acuerdo es suficiente.
Te va a interesar:   RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. DILIGENCIAS PRELIMINARES.

Así pues, es evidente que los abogados penalistas enfrentan a diario casos más delicados que quienes trabajan en el campo civil.

No obstante, sea como sea, siempre es fundamental recibir el apoyo de despachos de alto nivel para así salir indemnes de la situación u obtener la compensación merecida ante un daño sufrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *