Portada » PROCEDIMIENTOS Y TRÁMITES » PROCEDIMIENTO CIVIL » Descubre qué es la Legítima y cuánto recibirás: Todo lo que necesitas conocer

Descubre qué es la Legítima y cuánto recibirás: Todo lo que necesitas conocer

¿Que es la parte legitima en una herencia?

La legítima es una parte importante de la herencia que se recibe de una persona fallecida. Esta parte de la herencia, según la legislación española, se reparte entre los herederos forzosos.

Estos herederos son los descendientes, los ascendientes, el cónyuge y los colaterales. El reparto de la legítima se realiza de acuerdo a una cuantía fija establecida por ley, que se divide entre los herederos forzosos según el grado de parentesco que tengan con el fallecido.

En las Comunidades Autónomas que no tengan derecho civil propio en España, los derechos sucesorios están regulados por el Código Civil español, que es la norma jurídica que determina cómo se reparten los bienes entre los herederos de una persona fallecida.

¿Qué es la legítima?

La ley establece que los bienes se dividen en dos partes: la legítima y el resto de la herencia.

La legítima está formada por una cantidad fija de bienes que se reparte entre los herederos forzosos. El resto de la herencia se reparte entre los herederos libres.

La legítima se compone de dos partes: la parte fija y la parte variable.

  • La parte fija se refiere a los bienes inmuebles y muebles que se reparten entre los herederos forzosos.
  • La parte variable es el dinero que se recibe de la herencia y se divide entre los herederos forzosos. Esta parte variable se calcula en función de la cuantía de la herencia.

Además de los bienes inmuebles y muebles, la legítima también incluye los derechos sucesorios. Estos derechos incluyen el derecho a recibir los bienes, el derecho a recibir la documentación de la herencia y el derecho a recibir una indemnización por la muerte del fallecido.

En España, la legítima es un derecho que se reconoce a los herederos forzosos, como descendientes, ascendientes, cónyuge y colaterales.

Estos herederos tienen derecho a recibir una parte de la herencia, de acuerdo a la legislación española. La legítima se reparte entre los herederos forzosos según el grado de parentesco que tengan con el fallecido. Esta cantidad se calcula en función de la cuantía de la herencia y se reparte entre los herederos forzosos de acuerdo a la Ley de Sucesiones.

Te va a interesar:   DESCUBRE QUÉ PASOS DEBES SEGUIR SI QUIERES EL DIVORCIO

¿Qué hay que tener en cuenta para calcular la Legítima?

Calcular la legítima de una herencia puede ser un proceso complicado. Para ayudarle a entender el proceso, aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta.

  • Primero, debe comprender qué es la legítima. La legítima es una parte de la herencia que se otorga a los herederos para garantizar que reciban una parte de la herencia de una persona fallecida. Esta parte se calcula con base a los herederos y los bienes de la herencia.
  • Segundo, debe conocer qué derecho civil rige en su Comunidad Autónoma. Existen varios códigos civiles en España, así que es importante saber cuáles son las leyes aplicables en el lugar donde se está realizando el proceso de sucesión.
  • Tercero, debe tener en cuenta los bienes que se están heredando. Los bienes pueden incluir cosas como propiedades, cuentas bancarias, acciones, seguros de vida y otras inversiones. Estos bienes se tienen que valorar para calcular la legítima.
  • Cuarto, debe considerar los herederos. Los herederos son aquellos que reciben la herencia, como los parientes cercanos o los amigos. Cada heredero tendrá una parte de la herencia, y esta parte se calcula en base al número de herederos.

Es importante tomarse el tiempo para entender el proceso de cálculo de la legítima. Esto le ayudará a asegurarse de que todos los herederos reciban su parte justa de la herencia.

¿Cómo se calcula la Legítima?

Para determinar la cuantía del total de una herencia, es necesario realizar un cálculo que involucre tanto los activos como las obligaciones financieras del difunto.

Tomemos, por ejemplo, un saldo en cuenta bancaria de 40.000 euros, del cual se debe descontar un adeudo de 15.000 euros correspondiente a un crédito.

A esta cantidad se deben añadir las donaciones efectuadas por el difunto a lo largo de su vida. Seguidamente, se reparte el monto acumulado entre los beneficiarios legítimos de la herencia.

Te va a interesar:   LITISPENDENCIA. PRESERVAR LOS EFECTOS DE COSA JUZGADA.

Cada uno de estos herederos obligatorios tendrá derecho a una porción equivalente a un tercio de la herencia, la cual solo puede declinarse posteriormente al deceso del otorgante del testamento.

Retomando el ejemplo mencionado, la cifra final en la cuenta bancaria sería de 25.000 euros. En el supuesto de que exista un único descendiente, este recibiría el 66,6% de esa suma, lo que se traduce en 16.600 euros.

Por otro lado, el cónyuge superviviente obtendría el derecho de usufructo sobre el tercio destinado a mejoras, lo cual asciende a 8.400 euros.

Igual lo deja más claro el siguiente  video, pinche en la imagen:

 

¿Cuáles son los criterios para calcular la Legítima?

La legítima es una parte importante de la herencia que corresponde a los herederos forzosos. Se calcula en función de los parientes cercanos del difunto y el valor de los bienes dejados por este. Es una cantidad fija que se distribuye entre los herederos forzosos según el grado de parentesco con el difunto.

En el Código Civil español se establece que la legítima corresponde a los hijos, los padres, los abuelos y los nietos. Esta legítima se calcula de forma proporcional al grado de parentesco y al valor de los bienes dejados por el difunto.

Los criterios para calcular la legítima son los siguientes:

  • Los herederos forzosos tienen derecho a una cuota proporcional de la legítima.
  • Los hijos tienen derecho a la mitad de la legítima, mientras que los padres tienen derecho a una cuarta parte.
  • Los abuelos y los nietos tienen derecho a una octava parte de la legítima.
  • En caso de que el difunto no tenga hijos, los padres tendrán derecho a la mitad de la legítima.
  • En caso de que el difunto no tenga padres, los hijos tendrán derecho a tres cuartas partes de la legítima.
  • En caso de que el difunto no tenga hijos ni padres, los abuelos tendrán derecho a la mitad de la legítima.
  • En caso de que el difunto no tenga abuelos, los nietos tendrán derecho a tres cuartas partes de la legítima.

Para calcular la legítima hay que tener en cuenta el grado de parentesco y el valor de los bienes dejados por el difunto. El valor de los bienes debe ser calculado por un perito y se debe tener en cuenta el valor de los bienes al momento de la muerte del difunto.

Te va a interesar:   EMBARGO DE CUENTA BANCARIA POR ORDEN JUDICIAL.

La legítima debe ser pagada en efectivo o con bienes del patrimonio del difunto. Los bienes deben ser entregados al heredero dentro de los seis meses posteriores a la apertura de la herencia. Si los bienes no se entregan en este plazo, el heredero tendrá derecho a una indemnización por los daños y perjuicios causados.

En definitiva, para calcular la legítima hay que tener en cuenta el grado de parentesco con el difunto, el valor de los bienes dejados por este y el plazo para entregar los bienes. Es importante que todos los herederos forzosos se informen sobre los criterios para calcular la legítima y se aseguren de que reciban la parte que les corresponde.

¿Qué cantidad corresponde a la Legítima?

La legítima es una cantidad que se debe de dar a los herederos, como parte de una herencia. Esta parte de la herencia es distinta a la herencia que deja el causante y se compone de bienes que el fallecido ya había recibido de sus progenitores.

En la legítima se incluyen bienes tales como dinero, propiedades inmuebles, joyas, acciones, obras de arte y otros objetos de valor. La cantidad de legítima que se debe de dar depende del número de herederos y de la legislación vigente.

En España, el Código Civil regula la legítima en el artículo 948. Según este artículo, los herederos forzosos tienen derecho a una cantidad que no debe exceder el tercio de la herencia. Esta cantidad se debe repartir entre los herederos en partes iguales.

Por otro lado, los herederos testamentarios tienen derecho a una cantidad que se determina en función de la cantidad total de la herencia.

Por ejemplo, si el causante deja una herencia de 100.000 euros, los herederos testamentarios tienen derecho a una cantidad de 50.000 euros.

Por último, es importante destacar que la legítima puede ser sustituida por una cantidad equivalente en bienes. Por ejemplo, los herederos pueden recibir una propiedad inmueble en lugar de dinero.

En este caso, el valor de la propiedad debe ser equivalente a la cantidad de legítima que se debía entregar.