Portada » PROCEDIMIENTOS Y TRÁMITES » PROCEDIMIENTO PENAL » Todo sobre el Delito Contra la Salud Pública: Tráfico de Drogas en España – Características Clave

Todo sobre el Delito Contra la Salud Pública: Tráfico de Drogas en España – Características Clave

Trafico de drogas: delito contra la salud publica

Cualquier persona que vaya a leer este artículo, tú incluido, conocerá de sobra lo malas que son las drogas y que si se venden se está cometiendo un delito.

¿Pero qué tipo de delito? ¿Quien compra también comete el delito? ¿Qué tipo de penas conlleva?

La Legislación Española considera el tráfico de drogas como uno de los delitos más graves y de mayor impacto en la sociedad.

Pero veamos cuál es el tratamiento real de la legislación española ante este tipo de delito grave.

¿Qué define la Legislación Española como Delito de Tráfico de Drogas?

De acuerdo con el Código Penal, el delito de tráfico de drogas se refiere a la producción, el transporte, la distribución y la venta de sustancias que han sido calificadas como ilegales.

Este tipo de conductas están tipificadas en los artículos 368 y siguientes, estableciendo penas que varían en función de la gravedad de los hechos.

En términos jurídicos, para que se considere un delito de tráfico de drogas, es necesario que la actividad tenga ánimo de lucro y que se ejecuten acciones en las etapas del comercio ilegal de estas sustancias prohibidas.

Un ejemplo claro de este delito sería si una persona es sorprendida vendiendo cocaína en una discoteca; no solo se está incumpliendo con la ley por la venta de un producto ilegal, sino que además se está poniendo en peligro la salud pública, un bien jurídico altamente protegido por el ordenamiento español.

Es importante mencionar que la posesión de drogas para el consumo propio no es considerada como tráfico, sin embargo, la línea que separa el consumo propio del tráfico es muy fina y sujeta a interpretación judicial.

Te va a interesar:   AUDIENCIA NACIONAL. JURISDICCIÓN Y COMPETENCIA.

Un ejemplo para aclarar este punto sería que una persona que posee una cantidad considerablemente grande de alguna sustancia ilegal podría ser investigada por las autoridades bajo la sospecha de tráfico, aunque esta afirmase que es para consumo personal.

La intencionalidad y las circunstancias del caso son claves para determinar la naturaleza del delito.

Penas y Consecuencias del Tráfico de Drogas según el Código Penal

El tráfico de drogas es uno de los delitos más gravemente penados por el Código Penal de la mayoría de las jurisdicciones a nivel mundial.

No es una excepción en el contexto del derecho español, donde las penas por este delito pueden ser severas y variadas, dependiendo de muchos factores como la cantidad de droga, el tipo de sustancias y las circunstancias del delito.

En el caso del Código Penal español, por ejemplo, la pena básica por tráfico de drogas puede consistir en prisión de tres a seis años y multa del tanto al triple del valor de la droga.

Cabe destacar que ciertas circunstancias como la naturaleza de la sustancia y su peligrosidad pueden incrementar las penas significativamente.

Por ejemplo, la posesión o tráfico de drogas que causan grave daño a la salud, tales como la heroína o la cocaína, pueden conllevar penas de prisión de seis a nueve años. Por otro lado, las penas pueden reducirse cuando el acusado es un colaborador en la captura de otros delincuentes o en la prevención de la comisión de otros delitos relacionados.

Además de la prisión y la multa, las personas encontradas culpables de tráfico de drogas pueden enfrentarse a consecuencias adicionales, como la pérdida de beneficios sociales, incautación de bienes, inhabilitación para ejercer profesiones o comercio e incluso la expulsión del territorio nacional en el caso de extranjeros.

Estas penas buscan no solo castigar al infractor, sino también quitar cualquier beneficio económico derivado del delito y desincentivar futuras acciones ilícitas.

Te va a interesar:   PROCEDIMIENTO ABREVIADO PENAL. ¡¡MEGA RESUMEN!!

Factores Agravantes y Atenuantes en Delitos de Tráfico de Drogas

Cuando se aborda el tema del tráfico de drogas, es crucial entender que no todos los casos son iguales y que diversos factores agravantes y atenuantes pueden influir en la determinación de la gravedad del delito y, por ende, en la sanción penal.

En este contexto, los factores agravantes son aquellos elementos o circunstancias que aumentan la responsabilidad del infractor, haciendo que el delito sea considerado más grave.

Por otro lado, los factores atenuantes son circunstancias que reducen la responsabilidad del infractor o disminuyen la severidad del delito.

Entre los factores agravantes más comunes en delitos de tráfico de drogas, se puede mencionar el gran volumen de sustancias controladas involucradas en el caso.

Por ejemplo, no es lo mismo ser sorprendido con una pequeña cantidad de marihuana destinada a consumo personal que con varios kilogramos de cocaína destinados a la distribución masiva.

Otro ejemplo de agravante puede ser la utilización de menores de edad o personas vulnerables en la cadena de tráfico, lo que agrega una capa adicional de gravedad al delito.

Además, el tener antecedentes penales relacionados con narcotráfico también se considera un agravante, elevando las posibles penas para el inculpado.

Por su parte, los factores atenuantes pueden incluir la colaboración con las autoridades, como puede ser proporcionar información valiosa que conduzca a la desarticulación de redes criminales.

Un inculpado que admite su culpabilidad y muestra arrepentimiento sincero, puede igualmente beneficiarse de una atenuación en la pena.

Además, la falta de antecedentes penales y un papel menor dentro de la operación de tráfico suelen ser considerados factores atenuantes.

Un ejemplo claro se da cuando una persona es utilizada como “mula” sin tener un conocimiento o participación activa en la organización delictiva más amplia, pudiendo así enfrentar una sanción menos severa.

Te va a interesar:   CONCLUSIÓN DEL SUMARIO. PROCEDIMIENTO ORDINARIO PENAL.

La Reforma del Código Penal y su Impacto en el Tráfico de Drogas

La reforma del Código Penal ha introducido una serie de cambios significativos con el objetivo de combatir más eficazmente el tráfico de drogas.

Con estas modificaciones, se establece una política más dura contra los delitos asociados a la producción, distribución y venta de sustancias ilegales.

Los expertos sugieren que estas reformas podrían disuadir la actividad criminal relacionada con las drogas, gracias al endurecimiento de las penas y la introducción de nuevas tipologías delictivas que buscan abordar las estratagemas más modernas utilizadas por los traficantes.

Entre las medidas implantadas se encuentra el aumento del mínimo de las penas para los delitos graves de narcotráfico, así como el incremento del máximo en casos de especial gravedad, teniendo en cuenta factores como la cantidad y el tipo de droga distribuida.

Por ejemplo, la distribución de sustancias altamente adictivas como la heroína podría acarrear penas mucho más severas que antes.

Así mismo, la reforma penal contempla una mejor definición de los roles dentro de las organizaciones criminales, para adaptar las condenas a las responsabilidades individuales de sus integrantes, desde los cabecillas hasta los transportistas y distribuidores a pequeña escala.

¿Qué pasa con la venta online de droga?

Además, se reconocen el uso de nuevas tecnologías por parte de las redes de narcotráfico y se articulan respuestas jurídicas adaptadas a estos contextos.

Esto incluye delitos ligados a la ciberdelincuencia, que se utilizan para el comercio ilegal de drogas en la llamada “Deep Web”.

Las modificaciones legislativas buscan cerrar el paso a estas nuevas formas de crimen organizado, apostando por una mayor colaboración internacional y una mejor capacitación de las fuerzas de seguridad para enfrentarse a estos retos.

Como ejemplo claro, la implantación de tecnologías de rastreo y la intervención de comunicaciones han jugado un papel fundamental en el desmantelamiento de redes que operaban esencialmente en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *