6 CUALIDADES QUE CUALQUIER BUEN ABOGADO PENALISTA DEBE POSEER

Me han denunciado y no sé qué hacer. Así, sin más, me planteó mi amigo José (nombre ficticio) hace unos días el problema que le había surgido. Necesitaba un buen Abogado penalista. En ese momento, José ni sabía que precisaba justo de este tipo de profesional jurídico.

Su preocupación era palpable. No sabía cómo manejar esa situación. Si necesitaba un abogado, si solo tenía que personarse en el Juzgado. La citación era clara, estaba citado como investigado. Por tanto, era obligatorio que le defendiera un abogado.

– ¡Si soy inocente! – decía enfadado -. Yo no he hecho nada de lo que pone aquí. ¿Voy a tener que pagar un abogado siendo inocente?

– Tranquilidad – fue mi primer consejo-. Si eres inocente no te costará nada. Pero la Ley de Enjuiciamiento Criminal exige que te defienda un Abogado.

– De lo contrario, ¿qué crees que podría pasarte? Dependerías de la única opinión de un Fiscal o del Abogado de la acusación. ¿Qué crees que pasaría si un Juez sólo tiene en la mano los argumentos de la acusación?

– Un Juez decide según lo que le proponen y las pruebas. Tú no eres un profesional y, en este caso, tienes que tener en cuenta las especialidades del proceso penal – sentencié -.

¿POR QUÉ EL DERECHO PENAL IMPONE LA DEFENSA DEL INVESTIGADO?

La norma vigente protege al investigado imponiendo que le defienda un abogado. De lo contrario, estaría en una clara inferioridad a la hora de litigar.

Lo que le pasó a este amigo mío es muy habitual. Te ponen una denuncia, sabes que eres inocente, pero te entran las prisas. Esas prisas te llevan contratar a cualquier Abogado que pase por delante de ti y, si puede ser, al menor precio posible.

El estrés y la desesperación que genera esa situación finalizan con una mala elección de Abogado. Eso o fiarte del Letrado que por el Turno de Oficio te corresponda.

Lo mismo pasa cuando eres víctima de un delito. El estrés y la falta de conocimientos te lleva a tomar malas elecciones. Elegir mal que acción realizar lo único que conllevará es que tengas, o que volver a empezar o a no resolver la injusticia del modo que desearías.

Si te ha pasado esto o te han denunciado o, si quieres denunciar, todavía hay algo que puede agravar más el problema: ponerte a buscar y no saber qué Abogado elegir.

ELIGE UN BUEN ABOGADO PENALISTA. LA ELECCIÓN DEBES BASARLA EN LA ESPECIALIZACIÓN

No me cansaré de repetirlo. La elección del Abogado, al igual que la de cualquier otro profesional jurídico, debes basarla en la especialización.

¿Vas a comprar galletas a una ferretería? No, verdad. Pues esto es igual. Como decía mi padre “cada maestrillo a su librillo”. Si tienes un problema penal, elige un Abogado penalista. Si puede ser, especializado en el tipo de delito por el que te denuncian o que quieres denunciar.

Es verdad que la mayoría de los Abogados penalistas manejan todo el Código Penal y que podrán ayudarte en la mayor parte de los causas penales. Pero hay delitos que necesitan de una mayor especialización.

El denominado “compliance penal” o delitos muy graves como el Tráfico de Drogas o el Asesinato, necesitan una mayor preparación.

En estos últimos casos, se necesita una mayor especialización. Sobre todo porque suelen alargarse en el tiempo y no todos los Abogados disponen de tiempo y recursos para llevar este tipo de procesos.

¿QUÉ CUALIDADES DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR TU ABOGADO PENALISTA?

Una vez que tengas claro que tienes un problema y que debes resolverlo con la ayuda de un profesional, pasa a la acción. Para ello entrevístate con unos cuantos Abogados antes de decidir.

Es fundamental que compruebes que tienen las cualidades siguientes para aumentar las posibilidades de acertar en la elección de tu Abogado:

1. Confianza plena en tu Abogado

Es básico. Vas a darle las riendas de tu vida. Porque, en muchos casos, una causa penal marca un antes y un después en la vida de una persona. Da igual si eres la víctima del delito o el acusado. Puede que tu vida no sea la misma cuando finalice el proceso.

La confianza que te ofrezca el Abogado es básica. Ten en cuenta que, en muchos casos, suelen ser procesos largos. No escatimes en este primer punto. Si no te inspira confianza, ese no es tu Abogado.

Busca aquel Letrado que te explique bien y con palabras que comprendas cuáles son las posibilidades y cuál podría ser la estrategia a seguir.

Sal corriendo del despacho si empieza a hablarte técnicamente. Ni lo entenderás ni te estará ofreciendo una estrategia que pueda llevarte al resultado que esperas.

2. El abogado tiene que defenderte

Está obligado a ello. Da igual si eres o no culpable. Él tiene que velar por tu defensa. Un buen Abogado penalista es frío a la hora de plantear una estrategia. Sabe que no siempre va a ganar.

Hay veces que la defensa es muy complicada porque todas las pruebas apuntan a su defendido como culpable, pero sí que puede minimizar los daños.

Busca un Abogado realista. Las causas penales se abren por hechos de gravedad. No vale que te vendan un resultado que no pueden asegurar.

3. Atento a cómo argumenta

Ten en cuenta que luego lo hará delante de un Juez. Si cuando te entrevistas con un Abogado penalista, sus argumentos no te convencen, igual no es el Abogado que buscas.

Un Juez no es una máquina, es un profesional que escucha con atención los argumentos de los Abogados y verifica las pruebas con base en esos argumentos. Por tanto es una persona, como tú y como yo. Va a decidir basándose en lo que más le convenza.

Los alegatos de los Abogados y la convicción con la que argumentan son vitales en el proceso penal. Siento decirlo, pero las pruebas no siempre aportan claridad.

Por eso busca un Abogado que te convenza con sus argumentos, lo hará igual de bien ante un Juez.

4. Un buen Abogado penalista cobra lo que realmente merece.

Tener en sus manos el transformar la vida de una persona no es cualquier cosa. Son horas de lectura, formación y mucho trabajo a la hora de elaborar la mejor estrategia para defender o acusar.

Si vas mirando precio, mejor contrata a cualquier Abogado, aunque no sea penalista. Es muy probable que pierdas, pero es el riesgo de tomar esta decisión.

Si quieres un buen Abogado penalista especializado, no vayas mirando precio. Es mi mejor consejo. Busca a aquel que veas preparado para tu causa penal y que empatice mejor contigo. Ten en cuenta que ese dinero es una inversión y que, si ganas el pleito, lo acabará pagando la otra parte.

Cuando contrates un Abogado penalista piensa en la respuesta a esta pregunta:

¿Cuánto dinero gastarías si pudieras transformar tu vida de manera que consiguieras el resultado que tienes en mente?

5. Tu abogado es el que sabe que no siempre gana

Tener alternativas es básico para tus posibilidades y para la estrategia. Un buen Abogado penalista sabe de sobra que no siempre va a ganar. Pero conoce que puede seguir peleando el resultado cuando no es el deseado.

Los recursos están ahí para algo y el Abogado que elijas tiene que saber cuándo y cómo hacer uso de ellos.

Es un dato que deberá darte y que tienes que preguntar: ¿y si no ganamos?

6. Tu Abogado penalista es una persona carismática

En el derecho penal es primordial que el Abogado se relacione con soltura con el resto de actores de que participan en el proceso. Policía, Jueces y funcionarios, entre otros. Va a tener que relacionarse con todos y cada uno de los intervinientes en el caso.

Al contrario que en otros ámbitos del derecho, la decisión final va a depender de los alegatos de tu Abogado. Un buen Abogado penalista es un profesional que tiene muy claro que sirve a su cliente y estará disponible casi a cualquier hora. La relación que tenga tu Abogado contigo es igual de importante que la que tiene con otros profesionales del derecho penal.

Que no te siente mal nunca que tu Abogado se lleve bien con el Letrado contrario. Recuerda que son colegas, cada uno defiende a su cliente, pero una de sus cualidades es la habilidad que tienen para relacionarse.

UN ABOGADO PENALISTA ESPECIALIZADO ES LA MEJOR ELECCIÓN

El mayor beneficio ante una causa penal es obtener el mejor resultado posible para tus aspiraciones. Por eso, no escatimes, busca un Abogado especializado en derecho penal que te inspire confianza.

Es cierto que, al final, este tipo de abogados tiene que tener conocimientos de otros ámbitos, pero la especialización en el derecho penal y sus peculiaridades es esencial para tus posibilidades.

Nunca fijes el precio como prioridad. Ya sabemos que los Abogados, en general, no son baratos. Pero te aseguro que un buen Abogado especializado vale cada euro que cobra.

Piénsalo, ¿cuánto cuesta transformar tu vida?…


 

Si te ha gustado y te gustaría saber cómo redactar artículos que lleguen al corazón de tus potenciales clientes, ponte en contacto conmigo.

Agenda ahora una sesión gratis y te enseñaré 3 técnicas de Escritura persuasiva y de Redacción que podrás poner implementar desde ya para que empiecen a llegarte esos clientes con los que sueñas trabajar.

__CONFIG_colors_palette__{«active_palette»:0,»config»:{«colors»:{«62516»:{«name»:»Main Accent»,»parent»:-1}},»gradients»:[]},»palettes»:[{«name»:»Default Palette»,»value»:{«colors»:{«62516»:{«val»:»rgb(211, 106, 19)»,»hsl»:{«h»:27,»s»:0.8348,»l»:0.451}}},»gradients»:[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Pide ahora tu sesión gratis

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies