OBLIGACIÓN MANCOMUNADA Y SOLIDARIA

La publicación del presente artículo tratará de explicar de una forma clara y sencilla lo que es una obligación civil mancomunada y su diferencia con una solidaria. Desde El Juridista intentaremos definir las diferencias que hay entre ellas y cual es el significado real de cada una, con el fin de que cualquier ciudadano sepa a qué está vinculado cuando se encuentra ante una situación contractual mancomunada o solidaria.

LOS SUJETOS DE LA OBLIGACIÓN.

Toda obligación vincula mínimo a 2 personas:

  • Sujeto activo (Acreedor): Puede exigir la realización de una conducta.
  • Sujeto pasivo (Deudor): Es la persona obligada a la realización de dicha conducta.

OBLIGACIONES MANCOMUNADAS Y OBLIGACIONES SOLIDARIAS.

La posición de acreedor o deudor la pueden asumir varias personas:

  • Pluralidad de acreedores: Cualquiera puede exigir el cumplimiento de la obligación.
  • Pluralidad de deudores: Cada uno queda obligado a cumplir la obligación o la parte que le corresponda.

LA OBLIGACIÓN MANCOMUNADA DIVIDIDA.

CONCEPTO.

  • Cada acreedor sólo puede exigir del deudor la parte que le corresponde.
  • Cada deudor sólo está obligado a cumplir la parte de deuda que le corresponde.

Mancomunidad significa fragmentación y diversificación de los créditos o deudas existentes. El crédito o deuda se entenderán divididos en tantas partes iguales como acreedores o deudores haya.

TIPOS DE OBLIGACIÓN MANCOMUNADA.

  • Obligación dividida: Es una obligación mancomunada que legitima la actuación separada de cada uno de los acreedores y/o deudores.
  • Obligación conjunta: Se trata de lograr que todos los interesados actúen en consuno (como uno solo).
  • Obligación parciaria: Es una confusión semántica del adjetivo mancomunado (mismo significado que la obligación dividida).

Como norma supletoria, el crédito o deuda se presumirán divididos en tantas partes iguales como acreedores o deudores haya.

La concurrencia de dos o más acreedores o deudores no implica que cada uno deba prestar íntegramente las cosas objeto de la misma. Sólo habrá lugar a eso cuando la obligación expresamente lo determine, constituyéndose en solidaria.

Hay una línea jurisprudencial inclinada hacia la responsabilidad solidaria en los casos de responsabilidad extracontractual. Respecto a la no presunción de solidaridad la doctrina atenúa ese rigor admitiéndola cuando la voluntad de las partes, la naturaleza del contrato o el interés público así lo reclame.

LA OBLIGACIÓN SOLIDARIA.

INTRODUCCIÓN.

La solidaridad puede darse en la posición del acreedor o del deudor: solidaridad activa, pasiva o mixta (varios acreedores o deudores).

SOLIDARIDAD ACTIVA.

Cualquiera de los acreedores puede reclamar la deuda. El que cobre la deuda (accipiens) responderá a los demás de la parte que les corresponda.

La novación, compensación, confusión o remisión de la deuda, hechas por cualquiera de los acreedores solidarios o con cualquiera de los deudores de la misma clase, extinguen la obligación.

SOLIDARIDAD PASIVA.

Todos y cada uno de los deudores quedan obligados a cumplir íntegramente la obligación.

RELACIONES EXTERNAS ENTRE ACREEDOR Y DEUDORES SOLIDARIOS.

El pago hecho por uno de los deudores solidarios, extingue la obligación.

Derechos del acreedor:

  • La solidaridad podrá existir aunque los acreedores y deudores no estén ligados por unas mismas condiciones.
  • Si hay varias reclamaciones y, una de ellas culmina felizmente, todas las demás caerán por su propio peso y el acreedor no podrá aceptar un nuevo pago.
  • En la ejecución se distingue entre títulos judiciales y títulos no judiciales (LECiv).
  • Las sentencias, laudos y otros títulos ejecutivos obtenidos frente a uno o varios deudores no servirán de título ejecutivo frente a los deudores solidarios que no hubiesen sido parte en el proceso.
  • Sólo se permite ejercitar la acción ejecutiva contra el deudor que aparezca como tal en el título correspondiente.

RELACIÓN INTERNA ENTRE LOS CODEUDORES SOLIDARIOS: EL REEMBOLSO.

La extinción de la obligación solidaria no conlleva que se de por extinguida, ya que el solvens solidario tendrá derecho a que los demás le abonen la parte correspondiente.

  • El solvens podrá reclamar a cada codeudor la parte que le corresponda no pudiéndose dirigir a uno en concreto que lo abone solidariamente.
  • Una vez satisfecho el acreedor, la obligación se convierte en mancomunada, con la particularidad de que si alguno de los codeudores es insolvente, los demás prorratean su parte.

LA SUBROGACIÓN DEL DEUDOR-SOLVENS.

El solvens (deudor) tiene la posibilidad de ejecutar la subrogación con las condiciones y garantías que tenía el acreedor.

El nacimiento de la obligación de intereses requiere un acuerdo o que el deudor se constituya en mora. En el caso del deudor-solvens puede reclamarlos de cuanto pague, desde el momento del pago.

Te surgían dudas acerca del significado de mancomunado y solidario.

Dependiendo de qué figura jurídica describamos ya has visto que no tiene el mismo significado. 

De hecho en banca, el significado de cuenta mancomunda no es el mismo que el de obligación mancomunada.

Con este artículo estoy seguro que te quedan mucho más claros estos dos conceptos importantísimos en derecho.

 

Si deseas profundizar más, visita nuestra tienda online “Libros y +”

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: