GRADOS DE PARENTESCO: GRADOS DE CONSANGUINIDAD Y DE AFINIDAD.

GRADOS DE CONSANGUINIDAD Y AFINIDAD

Muchas veces nos encontramos que, hasta cierto grado de parentesco, nos corresponden en nuestros trabajos permisos por enfermedades o, en el peor de los casos, fallecimientos de familiares. 

Pero en muchas ocasiones ni sabemos que tenemos esos derechos o creemos que los tenemos y realmente no es así, simplemente porque no hemos ubicado bien el grado de parentesco de nuestro familiar por quien nos correspondería ese derecho.

Igualmente en otras ocasiones creemos que tenemos ciertos derechos o deberes dado que un familiar nuestro o de nuestro cónyuge tiene un grado de parentesco que realmente no tiene, dado el desconocimiento general de este tipo figura legal.

Así pues el parentesco podemos definirlo como el vínculo existente entre personas de una misma familia y, que desde un punto de vista jurídico afecta al tipo de relación entre las diversas personas de una familia a la hora cobrar una prestación, heredar, tener legitimidad y capacidad para ser parte en un proceso judicial, cobro de daños y perjuicios y otras indemnizaciones, en materia laboral, etc…

LINEAS DE SUCESIÓN DE GRADOS DE PARENTESCO.

El Código Civil español establece y delimita el parentesco y sus diferentes grados en los arts. 915 y siguientes, y lo establece por el número de generaciones, donde cada generación formará un grado.

Los grados de consanguininad o por afinidad, son las diferentes generaciones y las lineas de sucesión la formarían las sucesiones de grados.

Una linea de sucesión puede ser directa o colateral:

  1. Linea de sucesión directa: Está constituida por la serie de grados entre personas que descienden una de otra.
    • Ascendiente: La formarían la consanguinidad de los padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos.
    • Descendiente: La formarían los hijos, nietos, biznietos y tataranietos.
  2. Linea de sucesión colateral: Estos grados se contarían subiendo los grados necesarios de forma directa y descendiendo hasta la persona de la que se pretenda establecer el grado de parentesco, es decir, es la serie de grados entre personas que no descienden unas de otras, pero que proceden de un tronco común, por ejemplo un hermano.

GRADOS DE CONSANGUINIDAD Y AFINIDAD.

Deben distinguirse estos dos conceptos que pueden dar lugar a diferentes derechos y deberes según el grado de parentesco que por familia corresponde.

  1. Grados de consanguinidad: El grado de parentesco es el que corresponde a la propia familia.
  2. Grados de afinidad: Son los grados de parentesco que corresponden a la familia del cónyuge.

A estos efectos se debe tener cuidado y distinguir bien entre el matrimonio y la pareja de hecho, dado que ser pareja de hecho no constituye la figura real de cónyuge de una persona, y por tanto, actualmente no hay regulación alguna, excepto la posible equiparación en los diferentes convenios colectivos de esta figura a la del cónyuge en materia laboral.

A este respecto y a día de hoy la afinidad se establece a través del matrimonio (aunque no queda muy claro que esto interpretativamente sea así a raíz de la aparición de las parejas de hecho), y serán los vínculos que cada cónyuge establece con los miembros de la otra familia. Por lo general, los parientes de cada cónyuge no constituirán lazos familiares legales entre si, es decir, que los concuñados y los consuegros no son familiares, a efectos legales, aunque se traten como tal.

A continuación os dejo un cuadro indicativo que aclara bastante más los grados de parentesco.

Grados de Parentesco

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: