DE QUÉ SE ENCARGA UN ABOGADO PENALISTA

EL ABOGADO PENALISTA, UN ESPECIALISTA EN DERECHO PENAL.

En nuestro ordenamiento jurídico el máximo reproche se exige en el ámbito penal, donde se encuentran las penas más severas. Un abogado penalista es esencial en prácticamente el 100 % de los procesos penales, sobre todo si se trata del investigado o encausado y del futuro acusado.

ÁMBITO DEL DERECHO PENAL.

El Derecho es por definición un conjunto de normas que rigen la sociedad, ayudando a resolver los conflictos que surgan en ella.

El Derecho Penal va a buscar el respeto a los bienes jurídicos que protege. En nuestro ordenamiento jurídico, el ámbito penal prohibirá las conductas que impliquen dañar o lesionar el bien jurídico que el derecho penal está protegiendo.Abogado penalista

El Derecho Penal se ideó para castigar las conductas que causen un daño más graves y que no se puedan castigar o resolver por ninguna otra rama del derecho.

El Proceso Penal es, como bien nos indican desde el Despacho Chabaneix, dentro de nuestro ordenamiento jurídico, el último recurso para resolver conflictos y castigar conductas que afecten a bienes protegidos jurídicamente.

El abogado penalista, dentro del proceso, presentará escritos solicitando diligencias de investigación, pedirá el sobreseimiento de la causa, hará la acusación o defensa pertinente en el momento procesal oportuno y luchará siempre por los intereses de su cliente, tal y como marca su código deontológico.

TIPOS DE PROCEDIMIENTOS PENALES.

El procedimiento penal se basa en la comisión de un delito. Delito es el nombre con el que se conoce a la ejecución de una acción grave prohibida por la Ley, en este caso el Código Penal, y castigada por esta con una pena grave.

La pena es grave porque con cierta normalidad va a atacar a derechos fundamentales regulados en nuestra Constitución de 1978. La pena se impondrá a quien resulte ser autor, cómplice o cooperador del delito.

El Ministerio Fiscal, salvo el delito de injurias y calumnias, ejercerá la acusación en defensa del interés público.

El abogado penalista es fundamental durante todas las fases del procedimiento penal en casi cualquier tipo de proceso.

Igualmente un abogado penalista podrá aconsejar mejor siempre a quien haya resultado perjudicado por la perpetración de un delito. En estos casos, acudiendo al proceso el perjudicado con abogado y procurador, se constituirá en acusación particular.

En España existen 4 tipos de procedimientos penales:

  •             Procedimiento Ordinario (Sumario): Para delitos graves castigados con más de 9 años de privación de libertad. El investigado o encausado siempre necesitará la asistencia de un Abogado desde que se le vaya a tomar la primera declaración en dependencias policiales o judiciales.
  •             Procedimiento Abreviado: Para delitos graves o menos graves. Castigados con hasta 9 años de privación de libertad o bien con cualesquiera otras penas de distinta naturaleza sean únicas, conjuntas o alternativas, cualquiera que sea su cuantía o duración. Un abogado penalista deberá ejercitar la defensa del investigado o detenido desde que su primera declaración, sea en Comisaría o en el Juzgado.
  •             Procedimiento de Juicio Rápido: Destinado a la instrucción y enjuiciamiento de ciertos tipos de delitos. Delitos con penas privativas de libertad que no excedan de 5 años y cualesquiera otras ya sean únicas, conjuntas o alternativas, con una duración de hasta 10 años. Reservado al enjuiciamiento rápido de delitos durante el Servicio de Guardia de un Juzgado y cuya tramitación se presuma sencilla. Siempre, como en el Procedimiento Ordinario y el Abreviado, será imprescindible la presencia del abogado defensor. Existe una excepción en delitos contra la seguridad vial.
  •             Procedimiento por Delitos Leves: Son los antiguos Juicios de Faltas, nada más que ahora son delitos. El trámite es sencillo y no hay instrucción de la causa. Directamente se señala el Juicio Oral y se cita a las partes. En este caso el denunciado no está obligado a acudir con Abogado.

TIPOS DE DELITOS Y SUS PENAS.

El abogado penalista podrá dirigir y aconsejar mejor tanto al investigado como a la acusación particular o popular, de los pasos a seguir en el procedimiento.

Los tipos de delitos son muchos y variados, pero se clasifican en:

  •             Delitos graves: Son los castigados con penas graves. En esta clasificación se encuentran los delitos de homicidio, lesiones graves, violaciones, secuestros, etc.
  •             Delitos menos graves: Son los castigados con penas menos graves. Podemos encontrarnos en esta clasificación los delitos de amenazas, coacciones, robo con fuerza, revelación de secretos, etc.
  •             Delitos leves: Son los castigados con penas leves. Normalmente estarán en esta clasificación los hurtos menores de 400 €, amenazas leves, estafas menores a 400 €, etc.

Las condenas impuestas en la sentencia, señalarán el tipo de pena que se puedan imponer.

Las penas a imponer, como ya hemos visto, serán las que marquen el tipo de delito que se está cometiendo.

La condena más grave actualmente es la prisión permanente revisable y secundariamente la prisión de duración mayor a 5 años.

Demás tipos de condenas vienen señaladas en el art. 33 del Código Penal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: